JUDO

Judo Club CHIKARA

1. Valoración y Justificación

El JUDO es una disciplina que está avalada por la UNICEF, como arte marcial educativa para el desarrollo de los niños, la cultura física, los patrones de conducta, la habilidad psicomotora y el crecimiento personal y social. Su práctica la puede hacer el niño desde los 4 años de edad hasta que el individuo lo desee.

Después que un practicante de JUDO inicia las clases, empieza a sentir la filosofía y el encuentro de la máxima “Ceder Para Vencer”, aplicando los dos principios fundamentales del Judo: El principio, Sei Ryoku Zen Yo “Máxima Eficacia Con El Mínimo Esfuerzo”, que enseñaba Jigoro Kano, había que trasladarlo y utilizarlo también en la vida diaria, realizando todas las actividades y deberes con el máximo de eficiencia y el mínimo de esfuerzo, y el principio Jita Kyoei “Prosperidad y Beneficios Mutuos”.

A través del judo podemos incidir en la adquisición de los siguientes valores:

• La integración social.

Pyecha (1971) señala que «la influencia que el judo ejerce en la formación de la personalidad indica que su práctica hace una significativa contribución hacia la consecución de uno de los objetivos de la Educación Física dentro de la psicología social».

• El respeto a las reglas.

La práctica del judo implica el cumplimiento de determinadas normas de cortesía hacia la colectividad de los practicantes, el profesor, los compañeros, etc., que están presentes a lo largo de cada una de las sesiones de práctica; si a ello unimos las normas que rigen el desarrollo de la actividad reglada, el joven alumno tenderá a adoptar una actitud de respeto hacia la propia estructura deportiva y a introducirse en el concepto de deportividad o juego limpio.

La ayuda mutua.

La práctica del judo propicia situaciones de tensión, enfrentamiento y rivalidad que es necesario resolver con una actitud tolerante y que sirven para promover actitudes básicas de convivencia, respeto, solidaridad y participación. Tal y como menciona la FFJDA en sus cuadernos pedagógicos, hacer judo con Uke y no contra Uke, si además añadimos que la regla de oro del desarrollo del trabajo es no hacer daño, nos lleva al trabajo sistemático de uno de los valores del judo: la ayuda mutua, con el fin de conseguir objetivos o beneficios que les permitan evolucionar en la práctica conjuntamente. Al respecto, Ventura (1995) indica que el trabajo en pareja ayuda al desarrollo de la percepción y el conocimiento de uno mismo y del otro tanto física como psicológicamente, mediante la expresión de su cuerpo en el marco de la relación. Hace perder el miedo al contacto y asumir la responsabilidad de sus acciones.

Los valores en los que podemos incidir de manera concreta en la práctica del judo son los siguientes:

LA CORTESÍA

– Saludar a los compañeros al inicio y al final de la sesión. Saludar al compañero antes y después de cada acción de pareja.

EL RESPETO

– No hacer daño a los demás compañeros.

– Tomar conciencia del compañero.

– Escuchar y respetar las consignas establecidas.

– Respetar el material y colaborar en el mantenimiento de su ubicación.

LA AMISTAD

– Ayuda mutua. Aprender a aceptar la ayuda de los demás en la realización de una actividad.

– Animar a los demás.

EL CORAJE

– Tener valor para introducirse rápidamente en las acciones propuestas.

– Esforzarse delante del grupo para explicar o demostrar.

SINCERIDAD

– Tomar la palabra para indicar lo que se prefiere.

– Decir la verdad.

MODESTIA

– Felicitar a los compañeros durante el desarrollo de la tarea.

CONTROL DE UNO MISMO

– Aplicar el código de buena conducta

2. Objetivos:

Psicomotrices

• El alumno ha de ser capaz de saber imitar patrones motores estereotipados específicos de lucha, para que puedan estos ser aplicados en situaciones de conflicto.

• El alumno ha de ser capaz de saber modificar estos patrones en función de sus posibilidades físicas.

• El alumno ha de ser capaz de discriminar las situaciones para poder aplicar en cada una de ellas el patrón motor más adecuado.

• El alumno ha de saber adaptar su respuesta motora a las diferentes variaciones de conducta del adversario.

Afectivos

• El alumno tiene que implicarse en la actividad obligatoriamente, mientras que en los deportes colectivos la participación de un sujeto a veces no se nota.

• El alumno ha de saber alcanzar individualmente el resultado, sea éste bueno o malo; en los deportes colectivos el resultado se comparte con los compañeros de equipo y la sensación de victoria o derrota no es, por lo tanto, tan profunda como en los deportes individuales de adversario.

• El alumno debe adquirir un compromiso de respeto hacia el adversario ya que a causa de la confrontación directa se pueden desencadenar situaciones comprometidas que se han de saber asumir y resolver.

• El alumno ha de conocer sus posibilidades para con los demás en este terreno y asumirlas con todas las consecuencias durante el desarrollo de las actividades.

Cognitivos

• El alumno puede conocer tradiciones de otras culturas y experimentarlas de manera práctica (ejemplo "Las luchadas") Juan Pedro Plata Hernández 4 Técnico Deportivo de Judo

Y Defensa Personal

• El alumno puede probar conceptos físicos como el desequilibrio, el reequilibrio....

• El alumno ha de ser capaz de extrapolar o transferir a otros deportes las sensaciones y conocimientos adquiridos en esta área.

Posibles transferencias

• Facilitar el aprendizaje de aquellas técnicas en las que el contacto y la caída aparecen con frecuencia.

• Aparición de un factor de protección frente a las lesiones

• Favorecer el control de la agresividad.

3. Contenidos

Se plantearan los objetivos con los tres ámbitos de orientación: la adquisición de conceptos, que nos permitirá dotar al alumno de los conocimientos básicos y específicos sobre la asignatura; el dominio de procedimientos, que exigirá al alumno el dominio de un conjunto de acciones ordenadas y orientadas a la aplicación de los conocimientos adquiridos; y el desarrollo de actitudes que permitan al alumno pasar de ser un receptor pasivo a ser un receptor activo, teniendo en cuenta el desarrollo de su nivel crítico al diseñar sus objetivos en cada uno de los ámbitos de aplicación.

Los contenidos que a continuación proponemos se abordarán, en cuanto al concepto de actividad, desde una amplia perspectiva, con la intención de aportar posibles transferencias a otras actividades de lucha, y con unos objetivos concretos en cuanto a los contenidos fundamentales que hay que aprender.

Contenidos conceptuales, procedimentales y de actitudes, valores y normas:

CONCEPTOS

• Conocimiento de las posibilidades educativas del judo.

• Asimilación de los conceptos de cooperación y oposición como medio para alcanzar los objetivos.

• Comprensión teórica de la noción de ataque y defensa.

• Conocimiento de las distintas formas de desplazamiento y desequilibrio.

• Aprendizaje de los fundamentos básicos del judo.

• Conocimiento de los principios de base de las caídas.

• Aprendizaje de las bases técnicas del judo, sus principios y métodos de estudio y aprendizaje.

• Estudio de las normas básicas del desarrollo deportivo del judo. Conocimiento de las distintas orientaciones de la práctica deportiva.

PROCEDIMIENTOS

• Introducción a las actividades de lucha de forma progresiva, utilizando los juegos cuerpo a cuerpo (lucha por un objeto, por un territorio y cuerpo a cuerpo).

• Experimentación con las posibilidades que ofrece el propio cuerpo, fuerza, equilibrio, velocidad, etc., como elementos integrantes de los juegos de oposición.

• Familiarización con las acciones de coger, empujar, tirar, cargar, etc.

• Práctica de un proceso de iniciación al judo.

• Realización de las distintas técnicas básicas de judo.

• Aprendizaje de las caídas.

• Aplicación de las técnicas aprendidas en una situación real.

• Aplicación de los conceptos técnico-tácticos más adecuados a cada situación.

• Observación y reconocimiento de los errores cometidos por los compañeros.

ACTITUDES

• Estimular la participación en las actividades propuestas.

• Control de la agresividad ante cualquier adversario.

• Dominio de su comportamiento en toda situación.

• Valoración del respeto hacia el compañero/adversario.

• Respeto hacia los más débiles. Integración y aplicación de los principios del judo a la vida cotidiana.

• Desarrollo de un trabajo sistemático como medio de mejora personal.

• Conocimiento de los fundamentos y principios en los que se basa el judo como uno de los contenidos propios y particulares de la actividad físico-deportiva.

• Concienciación, durante la actividad, del respeto hacia la integridad física de los compañeros.

• Conocimiento de los principios del fundador Kano en la práctica diaria del judo: ser tolerante con las diferencias de tipo técnico, físicas, de orientación en la práctica, etc.

• Aceptación del reto que supone el trabajo de lucha, sin que ello suponga actitudes de rivalidad, entendiendo la oposición como una estrategia de juego y no como una actitud ante los demás.

4. Metodología

La disparidad de las características de los alumnos/as de clase nos lleva a planteamientos en los que debemos realizar una cuidadosa distribución de los grupos ó parejas de práctica, una adaptación a las constantes espacio-temporales, el más fuerte tendrá menos espacio para desarrollar su estrategia, menos tiempo, ó condiciones más difíciles para hacer lo mismo, de manera que igualemos las posibilidades de los menos fuertes y pacíficos. Las actividades de lucha al ser desconocidas por la inmensa mayoría de los alumnos, necesitan de un buen planteamiento inicial, una progresión lenta en el desarrollo de los contenidos y una formación equilibrada de los grupos y/o parejas.

No debemos pretender que el alumno domine ciertos gestos técnicos en las diferentes situaciones motrices que se generan al proponer una tarea de lucha, ya que posiblemente agotaremos la paciencia de éste antes de que nos dé la oportunidad de comprobar la eficacia de nuestro método. Es pues conveniente el plantearse una metodología adecuada que garantice un aprendizaje basado en la propia capacidad resolutiva del alumno. Para ello debemos proponer situaciones de lucha en las primeras clases, y de forma progresiva ir instruyendo al alumno ofreciéndole posibles soluciones a las diferentes situaciones que genera la lucha.

Aspectos metodológicos a considerar

• Crear un clima de distensión y alegría en la clase con el fin de introducir a los alumnos en la actividad de una forma natural.

• Indicar a los alumnos más fuertes que no deben hacer uso excesivo de la fuerza, ya que ello facilitará el aprendizaje de la propia pareja.

• Controlar a los alumnos más agresivos para evitar una intensidad innecesaria en las actividades a desarrollar.

• Estimular a los más débiles y pacíficos haciéndoles ver las distintas aplicaciones de las actividades de lucha. Podemos además limitar el espacio, tiempo, tipo de acción etc, del más fuerte, de forma que el menos fuerte tenga las mimas posibilidades.

• Organizar la sesión en base a parejas y grupos de forma homogénea.

• Seguir una progresión que permita la integración de toda la clase.

• Plantear las mismas tareas en situaciones variadas.

• Favorecer los cambios constantes del adversario.

Directrices metodológicas

Al alumno le debemos plantear un aprendizaje global, por lo que debemos:

• Comunicar una idea técnica

• Comunicar una intención pedagógica

• Permitir y suscitar una adaptación personal

• Situar el ejercicio dentro de una progresión

• Dosificar el tiempo y las repeticiones

• Modificar en función del grupo, de la superficie del tatami, del resultado del ejercicio.

• Comenzar con la dimensión táctica por acciones elementales tales como: tirar cuando empujan y empujar cuando tiran.

• Seguir la evolución del aprendizaje del judo basado en el principio de acción / reacción:

- Adelante / adelante, acción que consiste en sumar un nuevo ataque bajando del centro de gravedad, pudiendo ser realizado a derecha e izquierda.

- Adelante / atrás, encadenar acciones técnicas que impliquen cambios de dirección.

Al final de esta etapa el alumno debe realizar las acciones de judo con una fluidez que se deben caracterizar por:

• Ausencia de bloqueo durante la ejecución.

• No perder el control sobre el adversario/compañero

• Conservar el equilibrio.

• Ubicarse en función de la orientación de las fuerzas.

• Aceleración del ritmo de acción en el momento del ataque.

• Realizar taisabaki sobre el empujón del compañero.

Se llevará a cabo una evaluación continua y cualitativa basada en la observación sistemática y registro del proceso, dada la complejidad de los contenidos, lo que aportará una constante información sobre el progreso (comportamientos, actitudes, rendimiento, conocimientos, atención, etc.), sobre el esfuerzo puesto en práctica por parte de los alumnos y sobre el resultado del proceso de enseñanza-aprendizaje. Partiendo de la base de que en estas edades el desarrollo de los niños es aún muy poco uniforme, en el sentido de que no todos los niños maduran al mismo tiempo, la evaluación centrada en el alumno aún cobra más sentido.

La evaluación continua se realizará a partir de tres áreas: Cognitiva, a nivel genérico evaluamos el nivel de conocimiento del propio cuerpo, la comprensión y realización de hábitos higiénicos y el conocimiento de determinadas habilidades básicas. Afectiva, nivel de implicación del alumno en las áreas propuestas, su predisposición hacia éstas y el cumplimiento de las normas básicas que le imponemos. Motora, el nivel de desarrollo morfológico y funcional de los alumnos/as, perceptivo-motriz y habilidades básicas.

En el desarrollo de las habilidades específicas del judo, evaluaremos de forma continua lo siguiente:

• La progresión individual.

• La participación en clase.

• El aprendizaje de las técnicas.

• El grado de esfuerzo.

• La actitud, (cortesía, respeto, disciplina)

También se evaluará mediante examen una vez al año, en mayo aproximadamente, para la obtención del grado de cinturón, bajo la reglamentación vigente en la Real Federación de Judo y D.D.A.A.

En estos exámenes se evaluarán los conocimientos adquiridos (conocimientos técnicos, comportamiento, respeto, disciplina etc.).

6. Temporalización

La totalidad de la programación presentada se desarrollará en el curso académico.

Tiene una duración aproximada de nueve meses, durante los cuales el maestro irá variando el tipo de actividades que se relacionan posteriormente, según la conveniencia y según aquellos factores externos al grupo que puedan incidir (climatología, estado de ánimo, etc.).

Por seguir un orden lo más lógico posible, en primer lugar se hará mayor hincapié en las actividades que tienen como fin el aprendizaje de las caídas, técnicas de suelo, técnicas de pié, etc.

Las técnicas que vamos a desarrollar son las exigidas para cada grado de cinturón según el nivel de cada alumno.

Propongo como horario los martes y jueves, de 15:30 a 16:30

Necesitamos un número mínimo de alumnos que será de 10 y como máximo de 20.

7. Organización temporal de las sesiones

Las sesiones de trabajo están enfocadas de forma progresiva y tienen como eje principal determinadas acciones motrices y aspectos técnicos de introducción a las actividades de Lucha en general y al Judo en particular:

El desarrollo de las sesiones tendrá una estructura determinada, basada en las siguientes pautas:

1. Exposición de las normas por las que se regirá el desarrollo de las actividades y el período de estancia en dicha franja horaria. También se recordarán las reglas de actuación.

2. Explicación breve de la técnica a realizar.

3. Métodos de perfeccionamiento de las técnicas:

• Nague - Komi o repeticiones de proyecciones.

• Yakosoku - Renshu o entrenamiento concertado. Juan Pedro Plata Hernández 10 Técnico Deportivo de Judo

Y Defensa Personal

• Uchi - komi o repeticiones de un movimiento concreto.

• Randori o entrenamiento libre.

• Tandoku - Renhu/Sotai o entrenamiento sólo o con un compañero.

8. Conocimientos técnicos y habilidades mínimos

Fundamentos:

• Ukemi- (caídas): Se explicarán todas ellas: caída hacia detrás, caída al frente y caída de costado.

• Shisei- (postura): Es la postura que debe adquirir un judoka (postura natural o la postura defensiva).

• Kumikata- (agarre): Cómo debe coger la ropa del compañero en función de sus cualidades físicas.

• Shin-Tai (avance y retirada): Es la forma en que debe caminar para impedir ser proyectado con las diferentes técnicas.

• Kuzushi (desequilibrio): Es la tarea de llevar el cuerpo del otro hacia una posición de desequilibrio para su proyección.

• Tsukuri: Debemos preparar al compañero para obtener una posición idónea para la ejecución de la técnica a realizar.

• Kake (Proyección): Es el objetivo final.

Técnicas:

TÉCNICAS DE CONTROL (KATAME-WAZA)

TÉCNICAS DE JUDO PIE (TACHI-WAZA)

Técnicas de brazos: Te-waza

Tai-otoshi

Seoi-nage

Técnicas de caderas: Koshi-waza

Koshi-guruma

O-goshi

Uki-goshi

Técnicas de pierna: Ashi-waza

O-soto-gari

O-uchi-gari

De-ashi-harai

Sasae-tsuri-komi-ashi

Técnicas de sacrificio: Sutemi-waza

No aconsejables en la iniciación

Inmovilizaciones: Osae-waza

Hon-kega-gatame

Kuzure-kesa-gatame

Kami-shiho-gatame

Yoko-shiho-gatame

Tate-shiho-gatame

Estrangulaciones: Shime-waza

Técnicas que, por su especificidad y control, deben ser abordadas en niveles avanzados de práctica

Luxaciones: Kansetsu-waza

9. Competiciones y actividades a participar

Será necesaria la tramitación de las licencias federativas para poder participar en actividades externas al colegio.

• Participaremos en los eventos organizados por la Federación, según el calendario de competiciones de la Real Federación de Judo y D.D.A.A.

• En actividades escolares en las que podamos participar.

• En actividades organizadas por nuestro propio club o por clubes que nos inviten a participar.

Todo esto siempre estará condicionado al nivel del grupo, la colaboración del mismo y los medios de los que se dispongan.

10. Actividades para los días de lluvia

La actividad se desarrolla en un tatami que está bajo techo por lo que se podrá continuar con las sesiones programadas en los días de lluvia. No obstante en caso de cambiar de instalación se propondrán juegos colectivos e incluso se podría dar alguna clase teórica sobre la historia de Judo, etc. Siempre de una forma amena y entretenida para los niños.

11. Material

Los materiales necesarios para el desarrollo de las clases son los siguientes:

• Tatami (Colchonetas para la práctica).

• Judogui (ropa para la práctica).

• Pelotas, cuerdas, picas, colchonetas grandes etc.

Juan Pedro Plata Hernández

Técnico Deportivo de Judo Y Defensa Personal